martes, 25 de marzo de 2014

Elaborando crespillos

Ayer lunes, coincidiendo con la visita de los alumnos de educación infantil de la escuela de Benabarre, los residentes elaboraron en vivo y en directo unos deliciosos crespillos de borraja para transmitir antiguas tradiciones y la riqueza gastronómica local a los más pequeños.

Según la tradición, realizar crespillos el 25 de marzo con el nuevo aceite, propicia el “preñado” de las oliveras, es decir, la polinización de las flores de los olivos y la buena cosecha en diciembre. En esta festividad, de la Encarnación, se celebra que la Virgen se quedó en cinta ese día para 9 meses después dar a luz al niño Jesús, realizando un paralelismo en la creencia popular, entre el nacimiento del Niño y la recolección del fruto, y la probabilidad que preñara también al mismo tiempo.

Ingredientes:

-  800 g borraja
-  300 g harina
-  200 g azúcar
-  2 huevos
-  Leche
-  Aceite de oliva

- Opcional: anís

  

Elaboración:

Con la harina, las dos terceras partes del azúcar, los huevos batidos y un poco de leche se prepara una pasta muy ligera con la que se rebozan las hojas más tiernas del cogollo de la borraja, una vez bien limpias y troceadas.
Se fríen en aceite muy caliente y cuando estén doradas se escurren y espolvorean con azúcar.




Con el empeño de los cocineros y el apetito de los allí presentes, se degustaron los exquisitos crespillos. Una jornada culinaria de lo más tradicional.


2 comentarios:

  1. Molt bonic compartir tradicions avis-infants!!!

    ResponderEliminar
  2. Una iniciativa molt habitual a la residencia d'avis de Benavarri, que col.lobora amb l'escola per fer activitats motivadores per tots dos col.lectius.
    Gràcies pel teu comentari!

    ResponderEliminar